La aplicación de Tapacantos es fundamental para una excelente terminación de su mueble: brinda belleza estética y protección contra los impactos y la humedad. Nuestras pegadoras nos permite aplicar un amplio tipo de tapacantos.

Aplicamos cantos en piezas rectas o curvas  y en sus diferentes espesores garantizando una excelente terminación en los mismos.

El tapacanto de PVC-ABS es recomendado cuando el lugar donde estará el mueble tiene un uso intensivo como ser por ejemplo una oficina o un local comercial. Como características ventajosas, los tapacantos de PVC ofrecen una muy buena resistencia al impacto y la abrasión, y presentan un excelente comportamiento al maquinado en procesos de corte y fresado. Así mismo, la cara visible del material está cubierta con lacas que sellan y protegen al tapacanto de la luz ultravioleta, solventes, manchas y agentes químicos evitando así que con el paso del tiempo pierda sus características estéticas. En cuanto a su uso, resultan ideales para todo tipo de muebles dado que otorgan un acabado parejo y liso, sin contar que se ofrecen en una amplia gama de colores sólidos y diversas texturas tipo imitación madera, perlados, metalizados y translucidos, características todas que van de la mano con su espesor así:

  • Tapacantos Delgados de PVC: Sus dimensiones presentan espesores desde los 0.40 mm hasta 0.75 mm. Es durable y brinda una notable resistencia frente a la rotura, al desgaste y el impacto.
  • Tapacantos de PVC Grueso Termoplástico: otorgan al mueble una apariencia más fina y de mayor elegancia a todo tipo de muebles. Su excelente durabilidad y alta resistencia al impacto los hacen ideales para muebles escolares, de oficina y hospitales; así como para mobiliario de comercio.

Entonces destacamos las ventajas del canto de PVC contra el canto melaminico:

  • El canto de PVC no se rompe, ya que es flexible y resiste al impacto.
  • Los cantos de PVC no dejan pasar la humedad, mientras que los melaminicos absorben la humedad (son de papel)
  • Los cantos de PVC no se decoloran; los cantos melaminicos se ponen amarillos con el sol.